Connect with us

Nacionales

Diego Sandino, un dinosaurio del montículo

Carlos Alfaro León

Publicado

.

Diego Sandino decidió retirarse del Béisbol y asumir el reto de desarrollar nuevos talentos, al convertirse en el coach de pitcheo del equipo del talentoso equipo de Carazo.

El que por años fue considerado “el mejor lanzador de Nicaragua”, aseguró que tomar la decisión de “colgar los Spikes” fue lo más difícil, y aún con melancolía acepta su nueva faceta en el deporte del Béisbol.

“Fueron horas y horas meditando la culminación de mi carrera como Atleta, y cuando llegó el momento les confieso que hasta se me salieron las lágrimas. Fue un momento muy duro para mí”, dijo Diego.

Diego inició su carrera en el Béisbol en 1994 (según la página oficial de Feniba) y se retiró en el 2018… En ese trayecto participó en 410 juegos y abrió 321 de ellos.

Su gran impacto en la pelota casera fue en el año 2000, cuando lanzando para León, se convirtió en el lanzador “Triple Corona” lo que le valió ser el Jugador Más Valioso del Torneo.

Ese año, Sandino fue líder en efectividad con 1.15, además que ganó 14 juegos y perdió sólo 4, mientras ponchó a 82 artilleros… Diego ese año fue también galardonado como el mejor pitcher derecho de la Liga.

Un dato estadístico asombroso para Diego, fue los innings lanzados y las bases por bolas que otorgó… En 2,215 innings y dos tercios, el derecho sólo otorgó 301 boletos, de los cuales 89 fueron intencionales.

Por cada 9 innings Sandino otorgó casi 1.18 bases por bolas, y ese dominio de la zona de strikes lo conllevó a ser uno de los mejores lanzadores de los últimos 30 años.

Sandino se retiró con récord 149 victorias por 123 derrotas y efectividad de por vida de 3.10.

Con Selección Nacional también tuvo gran historia, pero ahora su gran reto es ser instructor y desarrollador de los nuevos talentos que tiene el conjunto de Carazo.

Diego fue un gran atleta y se ganó el respeto y admiración por toda la fanaticada del Béisbol, además que fue un pelotero altamente disciplinado.

Facebook